El plan de Google para terminar con los Adblockers en 2018

Google anunció ayer jueves 1 de junio, a través de Sridhar Ramaswamy (Senior Vice President, Ads & Ecommerce), algunas iniciativas para combatir las malas prácticas publicitarias y el crecimiento de los adblockers.

Y es que la profusión de adblockers amenaza con reconfigurar todo el ecosistema publicitario. No sólo ocasionarán pérdidas enormes a todo el sector, sino que ocuparán una situación privilegiada al ser ellos los que tendrán el poder de seleccionar qué anuncios se bloquean y cuáles no. A qué partners ponen en la lista blanca (previo pago al adblocker) y cuáles acaban en la lista negra (expulsándolos de gran parte del mercado).

Este cambio que se ha empezado a producirse especialmente en PC afecta especialmente a Google, y precisamente si alguien puede dar un puñetazo encima de la mesa y liderar este momento tan delicado de la industria publicitaria en internet son ellos.

Google quiere acabar con los adblockers y la mejor forma de hacerlo es terminando con la publicidad molesta y nefasta que campea por sus anchas en internet.

Fruto de las discusiones y los estudios que ha realizado Coalition For Better Ads, la coalición fundada en septiembre de 2016 por varios actores de la industria (Google entre ellos), se han establecido una serie de formatos que se han catalogado como publicidad molesta (los formatos con peor experiencia de usuario): Initial Better Ads Standards.

Formatos con peor experiencia de usuario en PC:

Formatos con peor experiencia de usuario en móvil:

A partir de aquí, el anuncio de Google ha sido tajante: Chrome empezará a bloquear anuncios en 2018.

¿Significa eso que Google se va a convertir en el mayor adblocker del mercado? No exactamente. Su estrategia es mucho más sutil, y en lugar de adblocking hablan de filtro. Para ello, han lanzado ya una nueva herramienta llamada “The Ad Experience Report”, o en castellano: “Informe de experiencia de anuncios“.

Esta herramienta de Google evalúa cada publisher según tres criterios: el diseño del sitio web, las creatividades, y las violaciones flagrantes. En función de esta evaluación tanto en PC como en móvil, Google activará o desactivará su “Ad Filtering” en Chrome.

Es decir, si Google considera que un publisher no pasa su “Ad Filtering”, Chrome bloqueará todos los anuncios de dicho publisher (incluso los anuncios servidos por DoubleClick -el propio Google-).

Esta herramienta no sólo permite al publisher ver si está o no en la lista negra de Google, sino que muestra todas las incidencias para que puedan ser corregidas. Es decir, que la herramienta va a ayudar a los publishers a ofrecer una mejor experiencia publicitaria a sus lectores.

Serountable ha recopilado todos los aspectos que va a revisar Google:

  • Autoplaying Video Ad with Sound
  • Autoplaying Video Ad with Sound
  • Flashing Animated Ad
  • Pop-up ads
  • Prestitial ad with countdown
  • Large sticky ad at bottom of screen
  • Pop-up Ad and Prestitial Ad
  • Ad density higher than 30%
  • Postitial Ad with Countdown
  • Full Screen Scrollover Ad
  • Large Sticky Ad
  • It promotes, hosts, or links to malware or unwanted software that may be installed on the user’s machine.
  • It is “phishing” for users’ information.
  • It auto-redirects the page without user action.
  • It misleads or tricks the user into interacting with it. Examples include:
    • Ads that resemble system or site warnings or error messages.
    • Ads that simulate messages, dialog boxes, menus, or request notifications.
    • Hosted ads that are indistinguishable from other content.
    • Ads depicting features that do not work.
    • Ads with a transparent background.
    • Ads with an image that is segmented, an image that contains multiple copies of itself within the ad, or images that appear to be more than one ad.
    • Ads with moving and clicking arrows.
    • Ads with a “close” button that does not close the ad but instead clicks the ad, or clicks through to other content.
    • Ads where clicking anywhere outside of the user-visible border of the ad leads to an ad landing page.

¿Cómo va a afectar todo esto? Como señalábamos al principio, el efecto será el de un golpe en la mesa de un gigante como Google. Chrome es el navegador líder en PC, pero domina especialmente en el móvil, que es hacia donde se está dirigiendo todo el tráfico web a una velocidad de vértigo. Y precisamente es en el móvil donde todavía el adblocker no ha hecho mella.

Por resumir: el publisher que no haya hecho los deberes en estos seis meses, se enfrenta a una caída de ingresos brutal en 2018.

¿Eso es todo?

Pues no, hay más novedades. Google ha confirmado que a finales de este año 2017, Google Contributor se lanzará en más países. Actualmente, funciona en EEUU, Reino Unido, Alemania, Australia y Nueva Zelanda.

Contributor es una red a la que pueden sumarse los publishers que quieran protegerse de los adblockers. Cuando un lector con adblocker visita un publisher aceptado en Contributor, el sistema le desactiva dicho adblocker y le da la oportunidad de leer sin anuncios a cambio de un micropago. El concepto es el de un muro de pago compartido entre una red de publishers.

Google se ha puesto serio y ha empezado la guerra contra los adblockers y la mala publicidad. Ahora sólo falta que los publishers y el resto de la industria hagan los suyos para asegurar la sostenibilidad y el futuro crecimiento de la publicidad digital.