Algoritmos en publicidad programática

Los algoritmos son la base fundamental en la que descansa la publicidad programática. Podemos definir los algoritmos como señala la wikipedia: un conjunto ordenado de operaciones sistemáticas que permite hacer un cálculo y hallar la solución de un tipo de problemas.

Imaginemos que queremos lanzar una campaña publicitaria para nuestros 20 productos. Si queremos trabajar con variables para poder afinar lo máximo posible, y metemos en la ecuación el género (masculino/femenino), la edad (segmentos de edad que nos interesan), localización, etc. nos pueden salir fácilmente más de 100 combinaciones posibles.

Si combinamos esas posibilidades con nuestros 20 productos, y luego añadimos otra variable más como los intereses que tienen los usuarios, eso nos da millones de combinaciones.

Si queremos además probar distintos mensajes, distintas creatividades, distintas landings, entonces ya el número es realmente enorme… pero lo mejor de todo es que toda esa cantidad ingente de operaciones es realizada por los algoritmos en microsegundos.

Además, los algoritmos pueden ir “aprendiendo” en función de los resultados que se deriven de los espacios publicitarios comprados. Pueden aprender qué variables son las que mejor funcionan a nivel de CTR, ventas, registros, descargas… para saber cuándo tiene que pujar o no por una impresión, y hasta qué precio puede pagar por ella.

Evidentemente, en la publicidad programática siempre será necesario la intervención humana, no sólo para contextualizar e interpretar los informes, sino para ponderar la automatización de los algoritmos dándole el “toque humano”.